Carlos Cano y el andalucismo político

Concierto de Carlos Cano durante un mitin del PSA y el PSP (Alejandro Rojas Marcos y Enrique Tierno Galván)
Concierto de Carlos Cano durante un mitin del PSA y el PSP (Alejandro Rojas Marcos y Enrique Tierno Galván)

Carlos Cano y el andalucismo político

El andalucismo de Carlos Cano sigue sin carné de militancia, ni siquiera del PSA, que ha dejado por el camino la ese de socialista para convertirse simplemente en el Partido Andalucista, en el que Alejandro Rojas Marcos y Pedro Pacheco se echan un pulso constante por el liderazgo de una formación sin excesivo respaldo electoral. A Carlos Cano ese duelo no le interesa.

Me interesan más, probablemente, la cantidad de militantes anónimos andalucistas, que tienen un pedazo de corazón espléndido y generoso con la tierra. Me interesan los militantes anónimos, los que nunca han sido nada y nunca serán nada en ese partido. Creo que eso es lo que hace posible que ocurran tantos desastres en ese partido y no desaparezca. ¡Es una cosa milagrosa que no desaparezca! A lo mejor, esas razones las tienen que buscar en Alcalá de Guadaira, en Mairena del Alcor, en sitios así, donde unos cuantos señores, muy discretos, desde hace veinticuatro años, creen en un proyecto político propio para Andalucía, en un proyecto político de felicidad.

A lo mejor, no sabe uno si ellos se han equivocado de tierra o la tierra se ha equivocado con ellos; porque cada vez se ve más lejano un proyecto político propio, con capacidad de decisión más fuerte de la que ahora hay.

Paradójicamente, ahora hay un partido distinto en La Moncloa al que manda aquí, en Andalucía, y dicen que hay enfrentamientos. Pero no son enfrentamientos políticos, son enfrentamientos de partido. En el diseño político están absolutamente de acuerdo. El PSOE estaba haciendo lo mismo hace cuarto de hora

(texto de 1996)

 
Anuncios