El hombre que descubrió que el mar no tiene dos orillas | Luis del Val

Luis del Val | El hombre que descubrió que el mar no tiene dos orillas y que la playa de Salobreña tiene el mismo color que las playas de La Habana, parece siempre como recién llegado del océano, y en su caza de rey taifa o de senador romano procedente de la Bética hay una nobleza antigua de sales y olores, una dignidad clásica que proyecta delicada sensibilidad, cara de mascarón para hendir el viento, donde la media sonrisa entre enigmática e irónica, giocondo que huye del exceso de la carcajada, y le quedan los matices, en los detalles que luego convierte en grandes, luce con esplendor de algo que si no es felicidad se le parece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s