Primera grabación histórica del himno de Andalucía

La primera grabación del Himno de Andalucía fue realizada por Carlos Cano en la primavera de 1977. Por entonces, era más conocida la Verdiblanca que el propio himno andaluz, conservado en la biblioteca personal de Blas Infante en un libro editado en catalán. Durante la grabación le acompañaron, como en sus primeros discos, los almerienses Rafael Fafi Molina y Paco Luis Miranda, músicos que años más tarde acompañarían al gitano Richoly a triunfar por Europa.

Fue editado en 1977 por el Partido Socialista de Andalucía (antes Alianza Socialista de Andalucía, después Partido Andalucista) y con la producción ejecutiva de Ignacio Martínez. En él participan la Coral Heliópolis de Sevilla así como otros músicos sevillanos. También estuvieron presentes, invitados por Carlos, los compañeros de Blas Infante en la Junta Liberalista de Andalucía.

El himno andaluz es una composición musical del maestro José del Castillo con letra de Blas Infante. La música está inspirada en el Santo Dios, un canto religioso popular que los campesinos y jornaleros de algunas comarcas andaluzas cantaban durante la siega y que Infante puso en conocimiento al músico recuperando una tradición sonora que puede remontarse a tiempos de Tartessos.

Blas Infante reconoció en Cantillana este canto popular que ya había escuchado en su infancia malagueña y el maestro Castillo lo adaptó armonizando la melodía para incorporarle más adelante un himno de «paz y esperanza» que pide «tierra y libertad». Poder andaluz.

El himno de Andalucía fue presentado por la Banda Municipal de Sevilla dirigida por José del Castillo en un concierto celebrado en la Alameda de Hércules el 10 de julio de 1936, una semana antes del golpe de estado que dio comienzo a lo que se denominó Guerra Civil Española.

Fue reestrenado durante la transición democrática en el Teatro Lope de Vega de Sevilla, por la misma banda municipal, el 18 de octubre de 1979. A partir de 1980 se realizaron multitud de versiones del himno; Paco de Lucía y Fernando de la Morena, Enrique Morente, Rocío Jurado, Tarik y la fábrica de colores, Reincidentes, Fuerza Nueva…

3 Comentarios

  1. Una información interesantísima de un hecho histórico de gran calibre, que hemos tenido la suerte de vivir. Los andalucistas históricos no lo conocieron grabado en disco. ¡Cuantas cosas debemos a Carlos Cano! Y sigue con nosotros…

  2. Carlos Cano, vive en la memoria de los buenos andaluces, de los que aman su tierra y luchan por ella.

    ¡Ay! Carlos Cano, ¡cuanto te echamos de menos!.
    El paro nos hiela el corazón,
    el hambre llama a las puertas
    de muchas familias obreras.
    Si Carlos Cano viviera
    abanderaría una nueva canción
    una canción verdadera
    de las que él con el corazón hiciera
    para denunciar a políticos, banqueros,
    a toda la podedumbre que nos amarga
    y no nos deja otra salida
    que una revolución obrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *