Las dos Cádiz de Carlos Cano

Las dos Cádiz de Carlos Cano, por Fernando Quiñones

Voy a llamarlo «coplero», porque mentarlo de cupletista no entra ni con calzador. «Cupletisto» o «cupletero» son palabras que no existen, y Carlos Cano, en voz bien de hombre, quiere sacar hoy adelante la causa de la copla andaluza grande, aquella de los años 20 a los 60, hermosa, opositora a su modo de las dictaduras (Véase el tema Manolo Vázquez Montalbán), y siempre cantada por mujeres o por sarasas.

Pero Carlitos Cano, ni pelo de eso, así que su empeño no es ya nada menos que recibir la copla nuestra en vez de tanto rock, sino también vitalizarla. Y como quiere y conoce Cádiz igual que si fuera un caletero de Columela y no un albaicenero de Bib-Rambla.

Lo que pasa, claro, es que todo andaluz cabal puede ser, y es, de cualquier metro cuadrado de Andalucía. De cualquier, desde Ayamonte a Mojácar y del Estrecho a Despeñaperros (…).

Publicado en Artículos y etiquetado , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *